Cuesta de septiembre

La vuelta de vacaciones de verano suele ser uno de los eventos más duros del año: vuelta al trabajo, gastos escolares, tareas acumuladas, rutina… Todo suma en el historial del mes más infame. Especialmente para los matrimonios en tiempos difíciles, septiembre tiene fama de ser el mes con más demandas de rupturas matrimoniales debido a los problemas de convivencia que se agravan en períodos vacacionales.

Pese a todas las sospechas, el Instituto Nacional de Estadística ha confirmado septiembre es el quinto mes en número de solicitudes de divorcio, aun así representa el incremento más notable respecto al mes anterior tras la “tregua” de agosto. Debemos precisar que un divorcio es un proceso complejo tanto emocional como legalmente y es imposible atribuir una causalidad general a un hecho que presenta tantas variables individuales.

Divorcios en Bilbao

Dicho esto, es innegable que los principales acontecimientos sociales y familiares del año (navidades, pascua, verano, etc.) provocan grandes fricciones matrimoniales que acaban desembocando en divorcio. Lamentablemente, muchos de estos divorcios acaban siendo precipitados, lo que genera complicaciones legales adicionales y agrava los conflictos personales entre todos los involucrados. País vasco, y más concretamente Bilbao, siguen la misma tónica general que el resto del estado en este aspecto.

Un buen abogado será una figura crucial durante todo el proceso para asesorar correctamente e instar a tomar las medidas legales más oportunas para cada caso particular. Es imprescindible contar con las directrices de un profesional  para obtener la mejor resolución posible para todos y evitar dejarnos llevar por los impulsos emocionales.

, ,