El Tribunal de Justicia de la Unión Europea sentenció el pasado día 7 de septiembre que las compensación por retrasos o cancelaciones de vuelos con conexiones deberán de calcularse según la distancia directa entre el origen y el destino del viaje. Una sentencia relevante, ya que será inválido el cálculo con una distancia mayor por posible escala.

Además, el Tribunal ha explicado que “el hecho de que, debido a la conexión, la distancia efectivamente recorrida por ese vuelo sea superior a la distancia entre los aeropuertos de salida y de llegada no incide en el cálculo de la compensación”. Tampoco influirá el tipo de vuelo en el grado de molestia que sufran los pasajeros afectados.

Lo cierto es que el reglamento de la Unión Europea no distingue entre vuelos directos o de conexión. De esta forma, se puede concluir que los pasajeros merecen un trato igualitario cuando se trata de calcular la compensación.

Cantidades de tres a cuatro cifras:

Las compensaciones pueden rondar los 250€ para vuelos de hasta 1.500 kilómetros de ruta. Por otro lado, pueden alcanzar los 400€ para aquellos que puedan superar esos 1.500 kilómetros.

Una sentencia que nace de una reclamación particular por parte de dos denunciantes que realizaron la ruta Roma – Hamburgo con escala en Bruselas. Un vuelo que sufrió un enorme retraso de 3 horas y 50 minutos. Pues bien, para calcular la compensación se midió una distancia de 1.326 kilómetros entre las ciudades de  Roma y Hamburgo. Distancia que podría aumentar si se tiene en cuenta la escala en la capital de Bélgica, lo que sumaría 1.656 kilómetros.

En Ercilla Abogados somos especialistas en Derecho Aéreo y otras materias del Derecho Mercantil. Puedes contactar con nosotros a través de nuestros canales de comunicación disponibles: Formulario de Contacto, email (magro@urbel.biz) o teléfono en el 619 23 69 27.

Fuente:

, , , , ,